NOTE! This site uses cookies and similar technologies.

If you not change browser settings, you agree to it.

I understand

Reporting the underreported about the plan of action for People, Planet and Prosperity, and efforts to make the promise of the SDGs a reality.
A project of the Non-profit International Press Syndicate Group with IDN as the Flagship Agency in partnership with Soka Gakkai International in consultative status with ECOSOC.


SGI Soka Gakkai International

 

Transformación del comercio del té con sabor e impacto en Tanzanía

Por Kizito Makoye

DAR ES SALAAM (IDN) - Nada se compara con el sabor del té Ginger Mint Fusion, cuyo vapor aromático desaparece cuando se sirve en una taza. Como cualquier cliente del restaurante Salt en Dar es Salaam atestiguará, la sabrosa bebida, es probablemente la mejor que el dinero puede comprar.

Situado en el elegante barrio de Oyster Bay, con una vegetación exuberante, el restaurante, que cuenta con una decoración de mal gusto y una grandiosa arquitectura de estilo francés, es un imán para los amantes del té.

Ya sea que lo tomes con leche, azúcar, limón o simplemente solo, el té de jengibre, que está condimentado con exquisitos sabores, es irresistiblemente sabroso.

Desde el más lujoso de los hoteles de la ciudad hasta la Plaza de Compras y el Supermercado del Pueblo, la bebida turbia, cuyo sabor se ve íntimamente afectado por la forma en que se cultiva y procesa el té, está cada vez más arraigada en el modo de vida de la gente.

Atrapados en una leve sensación de misterio, los clientes suelen ser tomados por sorpresa, sin saber qué sabor esperar al tomar una de las mejores marcas de té producidas por verdaderos mezcladores de té tanzanos.

Kazi Yetu -"Nuestro trabajo" en swahili- es una empresa incipiente que trabaja para crear empleos y oportunidades económicas para las mujeres en la abultada cadena de valor agrícola, mediante la adición de valor a los productos de té producidos localmente.

La empresa se encarga de procesar, mezclar, envasar y exportar productos de té de comercio justo para la economía de Tanzanía y en beneficio de ésta.

Si bien la mayoría de los productos agrícolas de África suelen procesarse, marcarse y envasarse en el extranjero, los países de origen, incluida Tanzanía, no siempre disfrutan de economías de escala.

La empresaria de 32 años, Tahira Nizari y su socio y esposo, Hendrik Buermann, desafían las probabilidades de desafiar el status quo.

Dotado de impecables credenciales académicas junto con una vasta experiencia empresarial -trabajando para organizaciones de desarrollo que se ocupan de la inclusión económica en el sector del desarrollo sin fines de lucro en África Oriental y Asia Meridional-, Nizari había puesto en marcha en 2018 una organización con una visión ambiciosa y se apresuró a aprovechar el potencial económico de la agroindustria mediante la adición de valor.

La fábrica de Kazi Yetu en Dar es Salaam, que emplea un equipo de mujeres para producir lo que Nizari denomina "productos rastreables" es una colmena de actividades.

Nizari, que se distingue por su inteligencia y su laboriosidad, ha profundizado en la investigación de mercados, tanto a nivel local como internacional, para identificar oportunidades y establecer relaciones con una red de agricultores tanzanos, suministrando productos para siete mezclas de la emblemática Colección de Té de Tanzanía de la empresa, condimentados con sabores locales.

Con su mente muy aguda, Nizari ve muchas oportunidades en la agricultura que muchos de sus compañeros tanzanos no ven.

"Algunos jóvenes tanzanos pueden no estar entusiasmados con la idea de aventurarse en la agricultura, pero estamos creando nuevas oportunidades a lo largo de la cadena de valor agrícola que son rentables", dijo.

Gracias a sus refinadas aptitudes interpersonales y a sus ilimitadas interacciones sociales con los asociados locales, tanto del sector público como del privado, Nizari se esfuerza por crear más oportunidades de generación de ingresos para sacar a las mujeres de los atolladeros de la pobreza.

Como empresa social, Kazi Yetu se asocia con empresas agrícolas incipientes para aumentar el valor añadido mediante el envasado, la marca y la comercialización, creando así oportunidades y vínculos con los mercados internacionales.

Desde su humilde comienzo, Nazari y su marido, cuya labor de desarrollo está cambiando la vida y aumentando los ingresos de los pequeños agricultores y las mujeres empresarias, tienen una clara visión del futuro.

"Queríamos establecer una empresa social que impulsara la inversión y el crecimiento de forma sostenible", dijo Nizari a IDN.

Para satisfacer la insaciable búsqueda de los consumidores, Kazi Yetu elabora varios tipos de tés de origen ético mezclados con hierbas de granjas de toda Tanzania.

"Los consumidores de todo el mundo quieren saber el origen de los productos y cómo repercute    en las personas de la cadena de suministro", dijo.

Según ella, el brote del coronavirus a principios de este año, había afectado a la empresa, su logística, clientes e instalaciones, llevándola casi al borde de la ruina financiera, ya que la mayoría de los turistas cancelaron sus planes de viaje al país en la mayor parte de 2020.

"Tuvimos que cerrar temporalmente nuestra fábrica a principios de abril, y pedir a nuestros empleados que se mantengan seguros en casa", dijo Nizari.

La exportación de té por mar y aire fue un poco difícil desde el punto de vista logístico, ya que la mayoría de los gobiernos impusieron restricciones de viaje y políticas de bloqueo, dijo.

A pesar de tambalearse en el desánimo financiero y las pesadillas logísticas, Kazi Yetu volvió a ponerse en pie, reanudando la mayoría de sus operaciones.

La empresa tiene actualmente una tienda en línea en Alemania, dirigida principalmente a un mercado europeo clave. Nizari es optimista para aprovechar el potencial de los clientes online, que según ella son bastante receptivos.

"Estamos entusiasmados por llegar a los clientes en Europa y nos estamos expandiendo a América del Norte y Oriente Medio", dijo.

A través de su minicompañía en Alemania, Kazi Yetu colabora con empresas sociales afines para aumentar el valor añadido y llegar al mercado africano.

Con el fin de identificar y satisfacer las crecientes necesidades de sus socios comerciales y proveedores, la empresa capacita a sus asociados para que se adhieran a los principios orgánicos.

"Trabajamos con los agricultores para determinar sus necesidades específicas y ayudarles a desarrollar sus negocios", dijo.

Por ejemplo, la empresa ha ayudado a un pequeño agricultor de la región del Kilimanjaro septentrional, que necesitaba un secador solar para secar las hierbas comestibles.

"Hemos invertido en la construcción del secador solar, y ella paga las cuotas a plazos", dijo Nizari.

La empresa, cuya fábrica en Dar es Salaam tiene instalaciones para el almacenamiento, la producción y el embalaje, emplea a una docena de todas las empleadas.

"Planeamos invertir en una máquina envasadora de té, para aumentar nuestra ganancia de los agricultores y crear más puestos de trabajo para las mujeres", dijo Nizari, y añadió que la fábrica espera emplear a 65 mujeres para el año 2022 y aumentar el número de agricultores de origen a 7.500.

La empresa se dirige a los bebedores de té que buscan productos orgánicos y naturales de producción justa.

"Nuestro objetivo es abastecer a los supermercados orgánicos y a las tiendas que promueven estos productos", dijo.

Nacida en el Canadá y criada en Dubai, Nizari debe su éxito a sus humildes raíces familiares, profundamente arraigadas en Tanzanía. Su madre se crió en Moshi, en las laderas del Monte Kilimanjaro.

"Mi abuelo tenía una granja y una tienda en el centro de la ciudad... Siempre supe que quería volver aquí, donde están mis raíces", dijo Tahira, cuyo marido se dedica a una gran cantidad de proyectos de desarrollo agrícola en África Oriental y Occidental.

A Nizari, que aún no tiene hijos, le encanta pasear a su perro callejero adoptado, apodado Pilipili, por la playa del Océano Índico. [IDN-Noticias a fondo - 08 de diciembre de 2020]

Foto: Mujeres reuniendo té. Crédito: Kizito Makoye.

Newsletter

Striving

Striving for People Planet and Peace 2020

Mapting

MAPTING

Partners

SDG Media Compact


Please publish modules in offcanvas position.