NOTE! This site uses cookies and similar technologies.

If you not change browser settings, you agree to it.

I understand

SDGs for All

SDGs for All is a joint media project of the global news organization International Press Syndicate (INPS) and the lay Buddhist network Soka Gakkai International (SGI). It aims to promote the Sustainable Development Goals (SDGs), which are at the heart of the 2030 Agenda for Sustainable Development, a comprehensive, far-reaching and people-centred set of universal and transformative goals and targets. It offers in-depth news and analyses of local, national, regional and global action for people, planet and prosperity. This project website is also a reference point for discussions, decisions and substantive actions related to 17 goals and 169 targets to move the world onto a sustainable and resilient path.

Zimbabue lucha por promover un crecimiento económico sostenible

Análisis por Jeffrey Moyo

HARARE (IDN) – Vestido con pantalones desteñidos, camiseta y un par de zapatos dotados con una mezcla de parches y huecos, Jemitius Simango, de 38 años de edad, camina penosamente a través de First Street, en la capital de Zimbabue, con un gran saco que lleva en su espalda y que contiene botellas de plástico vacías, mientras hurga distintos tachos de basura en busca de objetos valiosos.

Simango cuenta con un diploma de marketing, concedido por la Universidad Politécnica de Harare, en Zimbabue, y al primer vistazo, muchos lo tomarían por un lunático, a pesar de que es un hombre como cualquiera: trabajando, tratando de ganarse la vida, buscando alejarse del fondo de la vacilante economía sudafricana. Tras no haber conseguido mantener un trabajo, muchas personas, al igual que Simango, se han visto obligadas a vivir de varios subempleos para subsistir.

Sin un empleo decente, Simango ha soportado la creciente pobreza, mientras Zimbabue ha seguido optando por políticas económicas hostiles a la creación de trabajos, en contraste con la propuesta del Objetivo 8 del Desarrollo Sostenible de la ONU, de promover un crecimiento económico inclusivo y estable, junto con empleos decentes para todos.

Con la tasa de desempleo en alrededor del noventa por ciento,  en Zimbabue, el crecimiento económico sostenible puede ser una gran tarea para el país sudafricano, en medio del cierre continuo de empresas que aleja a millones de personas del trabajo formal.

El reporte de cierres de empleos y registros, durante el periodo de julio de 2011 a julio del 2013, llevado a cabo por la Autoridad de Seguridad Social de Zimbabue (NSSA) en 2013, muestra que 711 compañías en la capital del país, Harare, habían cerrado, dejando más de 8000 personas desempleadas.

Para muchos económicamente afectados, como Simango, el trabajo decente se ha convertido en un elemento del pasado. “En vez de ver a nuestro país buscando nuevas vías para la creación de trabajos decentes para todos, aquí todo parece estar en contra del objetivo de la ONU de promover crecimiento económico sostenible”, comentó a IDN.

Incluso con la publicitada estrategia para revivir la economía del país – la Agenda para una Transformación Socio-Económica Sostenible en Zimbabue (ZimAsset) –, parece que no hay respiro en la lucha por promover un crecimiento económico sostenible.

La iniciativa del ZimAsset fue elaborada por el partido Frente Nacional Patriótico-Unido de Zimbabue en 2013 para lograr un desarrollo sostenible a través del uso de los abundantes recursos humanos y naturales del país. Sin embargo, al no realizarse actividades de acuerdo con la iniciativa, no se ha mostrado aún capaz de promover un crecimiento económico sostenible.

“ZimAsset carece de fondos, y no tiene aceptación por parte de las instituciones financieras internacionales”, Tapiwa Mashakada, Ministro de finanzas de la oposición del Movimiento para el Cambio Democrático, comentó a IDN.

El resultado es que muchos como Simango han sido forzados a aceptar planes desesperados para sobrevivir a la deficiente economía del país. “Aparte de recolectar contenedores de plástico vacíos para reciclar, también hago todo tipo de trabajos de baja categoría para ganarme la vida, mientras mi esposa es vendedora en la capital, donde nuestros hijos en edad escolar se le unen diariamente luego de ir a la escuela,” explica Simango a IDN.

Sin embargo, Zimbabue no es el único país en esta parte del mundo que enfrenta aflicciones, intentando promover un crecimiento económico sostenible. En Sudáfrica, de acuerdo con ls estadísticas, la tasa de desempleo del país, que cuenta con una población de 52 millones de personas, se encuentra en alrededor del 27 por ciento, mientras que Zambia también lucha por contener el desempleo, que abarca un 14 por ciento en un país con una población de 15 millones de personas.

En realidad, toda la región sudafricana se encuentra en un punto crítico, en cuanto se refiere al objetivo de desarrollo sostenible de la ONU del crecimiento económico sostenido. Algunos de las mayores tasas de desempleo en el continente africano están en el sur de África, donde el 51 por ciento de mujeres jóvenes y el 43 por ciento de hombres jóvenes se encuentran desempleados.

En mayo de éste año, Patrick Chinamasa, ministro de Desarrollo Económico y Finanzas de Zimbabue, explicó a los periodistas que el gobierno estaba llevando a cabo una estrategia de reducción de la pobreza en el plazo de dos años, la cual “se concentrará en medidas prácticas y bien dirigidas que podrán ser implementadas en un corto y mediano plazo, con impactos perdurables que asegurarán mejoras en el bienestar de la ciudadanía”.

La agricultura fue señalada como la clave para enfrentar la pobreza que envuelve al país, agravada por la sequía producida por el fenómeno de El Niño en la estación anterior.

Pero incluso antes de eso, la pobreza creció debido al caos creado por los granjeros comerciantes hace dieciséis años, dejando al país en las manos de granjeros indígenas pobremente equipados.

Con enormes extensiones de tierra que resultaron ser menos productivas, luego de haber realizado la redistribución de la tierra en el país, el doctor Jesimen Chipika, coordinador nacional del documento provisional de estrategia de lucha contra la pobrezaDocumento Provisional de Estrategia de Lucha contra la Pobreza (IPRSP), atribuyó los niveles de pobreza, cada vez mayores, al sector agrícola de bajo rendimiento.

“Los niveles de pobreza siguen aumentando en todo el país, haciendo que la mayoría de familias vivan un déficit en la alimentación, debido a la agricultura subdesarrollada”, explicó Chipika a IDN.

Sin embargo, mientras los niveles de pobreza en el campesinado del país, dentro de los que, según el Ministro de Trabajo y Bienestar Social del país, aproximadamente siete millones de la población rural viven en una abyecta pobreza, el ministro de Desarrollo Económico, Chinamasa, señala a la agricultura como la vía para el progreso económico.

“Transformar la agricultura tendrá un impacto positivo en el resto de la economía, y ciertamente ahí es donde los medios de vida son creados, mientras un 75 por ciento de la población depende de la agricultura”, apunta Chinamasa a IDN.

Zimbabue tiene una población de aproximadamente 13 millones de personas y un 67 por ciento de ellas, vive en áreas rurales.

La pobreza en Zimbabue ha sido adjudicada por un largo tiempo a la corrupción en los círculos del gobierno, y los activistas sociales civiles dicen que el intento de la nación por lograr el crecimiento económico sostenible que propone la ONU descansa en la determinación del país para eliminar la corrupción de los altos niveles del gobierno.

“La mala administración corporativa ahuyenta la confianza pública, mientras que también puede ser negativa para la economía del país, en un momento en que este tiene una fuerte necesidad de capital internacional”, Owen Dliwayo, oficial del programa Red de Acción Youth Dialogue, señala a IDN.

Al mismo tiempo, también se culpa al Presidente Robert Mugabe del bajo rendimiento económico de Zimbabue, debido a su obstinamiento con las controversiales políticas económicas, según economistas independientes nacionales.

Según ellos, esto ha causado el retraso del país, en términos de logros del desarrollo económico sostenible, empleo y trabajo decente para todos,  propuesto por la ONU.

“A pesar de haber observado cuán destructiva es la política de indigenización que el gobierno de Mugabe sigue proponiendo, el presidente sigue luchando por la incautación de las empresas de propiedades extranjeras por parte de los zimbabuenses locales, ahuyentando así a cualquier potencial inversor”, Así le indica  a IDN Kingston Nyakurukwa, un economista independiente nacional.

Según la Ley de Indigenización y Empoderamiento Económico de Zimbabue, el 51 por ciento de los negocios extranjeros debería ser cedido a las personas indígenas, una medida que para muchos como Simango los mantendría en el desempleo por un periodo más de tiempo.

“La indigenización ha ayudado a mantener a los inversores extranjeros lejos de Zimbabue, por lo que continúa el desempleo para nosotros”, dijo Simango. (IDN-InDepthNews – 1 de julio de 2016)

Newsletter

Striving

Striving for People Planet and Peace 2018

Mapting

MAPTING

Fostering Global Citizenship

Partners

 


Please publish modules in offcanvas position.